Head Plantas Medicinales propiedades hierbas frutas verduras

Si te gusta el artículo, compártelo en las redes, ¡Gracias!


AJO - Allium sativum- ALL


AJOS - Allium sativum- ALL
Foto: Ajos - Plantas medicinales

Volver al menú ►

Plantas



Juan Vte. Santacreu - 11/1/2017 - El ajo es, posiblemente, la planta medicinal más importante para el hombre, y no es casualidad que forme parte de la dieta más recomendable para el ser humano; la dieta Mediterránea.
Son tan importantes los beneficios del ajo que he dividido esta planta en varios apartados específicos.

Otros apartados del Ajo:


.
El ajo tiene, desde muy antiguo, gran reputación como alimento y medicamento. El ajo es un fuerte depurativo, tonificante y poderoso vitalizador del organismo humano. Es también antirreumático, antigotoso y, parece ser, también anticanceroso.

La única excepción para tomar ajo son las personas que padecen enfermedades de la piel, enfermos del estómago y de la bilis, y las mujeres lactantes. Grandes dosis de ajo pueden provocar en personas completamente sanas dolores de cabeza, dolores de estómago, cólicos, vómitos, mareos, diarreas, dolor de ríñones. No deben comerlo las personas que sufren congestiones en la cabeza y de bilis.

Científicos rusos han demostrado que los ajos son activos contra el virus A y B de la gripe.

Los ajos actúan también como desinfectante general del aparato digestivo y estimulante de las mucosas. Está indicado en los casos de falta de apetito, digestiones lentas, diarreas, calambres en el estómago, flatulencia, pesadez. Es un gran vermífugo, enemigo de lombrices, ascárides y oxiuros.

Al regular la proporción de glucosa en la sangre, el ajo puede considerarse también como antidiabético.

Ya en el año 1935 Meyer preconizó -según cuenta Font Quer en su obra "Plantas medicinales", pag. 888- el empleo del ajo contra las intoxicaciones nicotínicas como un remedio específico para combatir el llamado complejo sintomático del tabaquismo; y sobre todo en cuanto afecta a la acción nociva del tabaco sobre los vasos sanguíneos, las alteraciones cardíacas y las perturbaciones digestivas.
Todo fumador debería comer un diente de ajo crudo al día.

Comer ajos crudos con regularidad es una buena autoprotección contra la calcificación de las arterias y, además, contra la hipertensión. Y por supuesto contra los Ictus o infartos cerebrales. Al disminuir la tensión sanguínea se reducen, lógicamente, los posibles peligros de la presión alta: el infarto y la congestión cerebral. Los ajos benefician al aparato circulatorio: normalizan el plasma sanguíneo y el pulso, contribuyen a la formación de glóbulos rojos transportadores de oxígeno, hacen más fluida la sangre y, como decía antes, impide la calcificación de las arterias suavizando los vasos sanguíneos, regularizando la cantidad de colesterol.

El ajo ayuda a combatir anemias, congestiones, hemorragias, edemas, arterieesclerosis y evita el posible riesgo de formación de trombos -coágulos de sangre- y embolia en determinadas edades.

El poder desinfectante del ajo es 50 veces superior al del alcohol de 90° e incluso al del zumo de limón. Pero cocido apenas le queda un 10 por 100 de su gran acción microbicida y terapéutica.

Juan Vte Santacreu


♦ Quizá te interese ver ►

Dietas sanas que además adelgazan

Bienvenidos al portal dietas para adelgazar, alimentación y salud. Los alimentos que tomamos son el 70 % responsables de nuestra salud y calidad de vida, por ello, quiero prestar especial interes en tratar temas sobre los hábitos alimenticios ya que mi dieta...

Hornos artesanos de leña

Uno de los aspectos más enriquecedores de la gastronomía a través de los tiempos ha sido sin duda el fuego, elemento clave para la transformación de los alimentos. Los hornos de leña y las barbacoas o paelleros son el máximo exponente de cómo el hombre...

Red de portales

Por Mi

- Página diseñada y posicionada por JVS