Head Por Mi

Si te gusta el artículo, compártelo en las redes, ¡Gracias!


La vergüenza de los premios Nobel


Premios Nobel
Foto: Premios Nobel - Artículos de opinión


Volver a otros ► Artículos de opinión

Juan Vte. Santacreu – 15/10/2016 - He de recordar, porque posiblemente algunos lo han olvidado sobre todo las academias y comités escandinavos, que los premios Nobel se entregan cada año a personas o instituciones por sus descubrimientos, contribuciones o investigaciones notables para la humanidad.

Los premios, aparte del reconocimiento mundial, van acompañados de casi un millón de euros, una hermosa cantidad de dinero que en muchos casos es bien merecido.

A lo largo de la historia de los premios Nobel se han cuestionado algunos galardonados, y no porque no lo merecieran, si no porque posiblemente hubieran otras personas que ese año se lo merecieran más.

Pero fue en 2009 cuando los premios Nobel empezaron a perder color al concederle el Nobel de la paz al "Zapatero Negro Americano" -Barack Obama-. Un Presidente que mantenía, y mantiene, la cárcel de Guantánamo, un Presidente que posee una de las mayores maquinarias de guerra y armas de destrucción masiva de la Tierra, que no digo yo que no sea justo o necesario, pero que le dieran el premio Nobel de la paz a este musulmán americano, provocó un despelote generalizado.

Si con el nombramiento del Zapatero negro al Nobel de la paz había dudas de la imbecilidad que está copando las academias y comités de Noruega y Suecia, este año lo han despejado otorgando el premio de la paz a Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia por querer legalizar e instaurar el primer país del mundo en la fabricación y tráfico de droga, llamado a partir de ahora Narcolombia. Reconozco que en lo de traficante de coca no tengo pruebas pero creo que nadie se traga que la coca va a ser para consumo propio.

Y por si todo esto es poco, ahora le otorgan el premio de literatura a Bob Dylan, un "colocado" crónico que componía sus canciones metido en heroína.

Eso no quita que a mí me gusten muchos de sus temas. Me gusta la música de Bob Dylan pero no sus letras ya que para entenderlas hay que meterse algo fuerte en vena. Una vergüenza para las letras, para los ignorados y para los premiados a lo largo de la historia.

Con todo este desmadre no es de extrañar la ironía burlesca que ha inundado las redes sociales respecto al premio Nobel de Química otorgado a Juan Luis Guerra por sus avances en el conocimiento de la bilirrubina.

Creo que estos nórdicos, cuando se reúnen para conceder los premios toman algo fuerte y flipan en colores.
Lo cierto es que acojona pensar que algún día algún hijo de puta pueda nominar al hijo puta Otegui para el Nobel de la paz y estos en pleno colocón se lo concedan.

Sin ánimo de joder a la cultura española, cada día los Nobel se parecen más a los Goya.

Así lo pienso y así lo digo.

Juan Vte Santacreu


♦ Quizá te interese leer mi blog ►

Santacreu



Aunque es cierto que la Navidad empezó como una tradición religiosa, hoy en día es un sentimiento que agrupa a la mayoría de hombres con un denominador común, amor, paz y fraternidad entre... Leer más ►

La Navidad



Red de portales

Por Mi

- Página diseñada y posicionada por JVS